"Los testimonios apuntan a un crimen de Estado"

Solidaridad desde Mx con las víctimas del incendio en "Hogar Seguro", Guatemala

Ciudad de México 13 de marzo de 2017.- En un acto emotivo de memoria y denuncia en la Explana de Bellas Artes en la Ciudad de México, convocado desde redes por colectivos feministas para demandar que el Estado Guatemalteco acepte su responsabilidad en los crímenes en contra de, al menos,40 niñas fallecidas en el "Hogar Seguro de la Virgen de la Asunción" en Guatemala, encerradas bajo llave en una pequeña habitación de 16 metros cuadrados, durante un motín, que denunciaría, una vez más, las condiciones inhumanas en las que vivían: vejaciones, abusos, agresiones sexuales, violaciones y hacinamiento.

Existen  28 denuncias en la Secretaría de Bienestar Social, en especial contra un trabajador de nombre Joseph; un caso en juicio promovido por el Ministerio Público contra un profesor; y una sentencia contra un albañil que abusó de una niña con capacidades especiales.

Por tercer día consecutivo, anteriormente las protestas se realizaron en la Embajada de Guatemala en la ciudad de México, mujeres activistas y personas solidarias se encontraron ante la rabia e indignación, se hicieron pronunciamientos de colectivos feministas, se pasó lista con algunos nombres de las niñas, se gritaron consignas como: ¡No es un hecho aislado; los feminicidios son crímenes de Estado!, encendieron velas blancas, se tocó música, extendieron tendederos con nombres de las chicas y algunos sentires de las manifestantes y se escuchó una grabación con datos de primera mano sobre las investigaciones del medio informativo Nómada.

Para sorpresa e indignación de muchos, esta grabación develó como funcionarios del gobierno de Jimmy Morales abordó el tema en primera instancia, “tenían asuntos más importantes que atender”. Como resultado de estas declaraciones, ayer el Ministerio Público confirmó el arraigo para Carlos Antonio Rodas Méjía titular de Bienestar Social de Presidencia. Y hoy se informó de la detención de éste y dos personas más: la ex subsecretaria Anahí Keller, y el exdirector del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, Santos Torres.

Sin embargo, los pronunciamientos de los colectivos coincidieron en la responsabilidad del Estado, encargado del bienestar y seguridad de las niñas; por lo que exigieron la destitución del presidente Morales, como lo ha hecho la sociedad civil en el país hermano. Reproducimos una parte del comunicado de HIJOS Guatemala:  

“Es evidente luego de todas las denuncias de sobrevivientes del hecho, que existió una estructura mafiosa que montó un esquema criminal de trata de blancas, esclavitud sexual, abuso de niñas y niños, amparados en el poder del Estado.”

La masacre en el “Hogar Seguro”, donde más de 40 niñas fueron inmoladas luego de intentar escapar, desnudó de nuevo que el Estado y sus funcionarios no velan ni por la vida, ni por la dignidad humana, sino todo lo contrario. Es evidente luego de todas las denuncias de sobrevivientes del hecho, que existió una estructura mafiosa que montó un esquema criminal de trata de blancas, esclavitud sexual, abuso de niñas y niños, amparados en el poder del Estado. Estos hechos constituyen de por sí crímenes de lesa humanidad.