Taylín, detenida ilegalmente, torturada y encarcelada tres años

Un caso más de injusticia en México

En la madrugada  del 7 de febrero de 2014, aproximadamente las 03:00 horas, miembros de la Policía Federal allanaron el departamento donde Taylín vivía con su familia, ubicado en la Ciudad de México; golpearon, insultaron y amenazaron a Taylín, a su esposo y a su hijo de 15 años; se llevaron todas las pertenencias de valor y posteriormente les sustrajeron de su hogar, dejando en el departamento a su hijo adolescente y a sus hijas de 8 y 5 años de edad, amenazando al primero para que no buscara a su mamá o matarían a sus hermanas. Taylín fue desnudada, torturada sexualmente y golpeada a pesar de que en repetidas ocasiones informó a sus agresores que estaba embarazada.

Taylín y su esposo fueron arbitrariamente retenidos en instalaciones de la Policía Federal, cerca de avenida Legaria, donde continuaron torturándolos para que se declararan culpables de pertenecer una banda de secuestradores. A las 13:10 horas, nueve horas después de su detención, fueron presentados ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), donde, a consecuencia de las graves vejaciones recibidas, Taylín perdió el conocimiento y sufrió un aborto. En el examen médico que se le practicó refirió estar sangrando, por lo que el médico de la Procuraduría General de la República (PGR) asentó que debía ser a revisada por un ginecólogo. Sin embargo, dicha revisión nunca se llevó a cabo, y el 11 de febrero de 2014 fue trasladada al Centro Femenil Noroeste, en Tepic, Nayarit, donde certificaron la presencia de hematomas en su tórax, cuello y genitales con presencia de sangrado trasvaginal abundante, asentando que su estado de salud era delicado por posible aborto incompleto. El 11 de febrero, cinco días después del aborto, le practicaron una prueba de embarazo y, a pesar de los fuertes indicios, indicaron que el excesivo sangrado sólo era por su menstruación.

El 11 de febrero de 2014, la agente del Ministerio Público de la Federación consignó la averiguación previa AP/PGR/SEIDO/UEIDMS/071/2014 en contra de Taylín y cuatro personas más por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y secuestro, teniendo como base pruebas fabricadas por la Policía Federal y el Ministerio Público de la Federación.

El 22 de febrero de 2014, el Titular del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Nayarit dictó auto de formal prisión en contra de Taylín dentro de la causa penal 11/2014 por considerarla probable responsable de cometer los delitos de delincuencia organizada y secuestro. En 2016 fue trasladada al Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan en la Ciudad de México, donde se encuentra recluida actualmente, esperando a que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Distrito resuelva el Amparo Indirecto en Revisión 46/2016 contra el auto de formal prisión.

Actualmente, Taylín se encuentra recluida en el Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan en la Ciudad de México; es procesada por los delitos de delincuencia organizada y secuestro, en la Causa penal 11/2014, del Juzgado Décimo Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México. El Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Distrito está por resolver el Amparo Indirecto en Revisión 46/2016 contra el auto de formal prisión dictado a Taylín.

ÓRGANOS Y ORGANIZACIONES INTERNACIONALES QUE HAN REALIZADO ACCIONES A FAVOR DE TAYLÍN

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos-Oficina en México, a través de su Unidad de Observación, ha realizado varias visitas a Taylín y accedido al expediente penal a fin de documentar su caso.

En junio de 2016 Amnistía Internacional publicó el informe Sobrevivir a la Muerte: Tortura de Mujeres por Policías y Fuerzas Armadas en México, en el que, después de un largo proceso de documentación, se expuso el caso de Taylín junto con 99 historias más de violencia sexual.

El 14 de febrero de 2017, Human Rights Watch publicó el artículo El alto costo de la tortura en México, en el que da cuenta de la generalización de esta práctica en México y aborda el caso de Taylín para ejemplificarlo. Previamente, la organización la entrevistó en el penal donde se encuentra privada de su libertad. HRW consideró que la acusación contra Taylín presenta graves e innumerables incongruencias.