México se adhiere al Paro Internacional de Mujeres este 8 de marzo

#NosotrasParamos #VivasNosQueremos

Ciudad de México 18 de febrero.-  El llamado a la acción es global bajo un lema en común: “La solidaridad es nuestra arma”; mujeres del mundo de más de 40 países como Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, la República Checa, Ecuador, Inglaterra, Francia, Alemania, Guatemala, Honduras, Islandia, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, Nicaragua, Perú, Polonia, Rusia, Salvador, Escocia, Corea del Sur, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay, Estados Unidos y México entre otros, se organizan con la finalidad de parar labores como respuesta a la violencia social, legal, política, moral y verbal que experimentan hoy las mujeres en distintas latitudes.

Activistas, defensoras y feministas convocan a una concentración en la Ciudad de México, la cita es este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, a las 16:00 horas en la Victoria Alada (Ángel de la Independencia). Se propone que sola o junto a otras mujeres, paren actividades por 30 minutos, y participen en la campaña en redes sociales: #YoParo, #NosotrasParamos, con una foto o un video, explicando el por qué participan.

Las exigencias particulares para este 8 de Marzo son: visibilizar la inequidad laboral, erradicar los feminicidios, legalizar el aborto en todos los estados. Proponen campañas de sensibilización entre medios de comunicación y periodistas en relación con la forma en que sus informes perpetúan la violencia de género y los nocivos estereotipos y mecanismos para medir su éxito. Desmantelamiento de redes de Trata de Personas y castigo a los cómplices en el gobierno. Rescate de todas las mujeres que actualmente están desaparecidas y retorno con vida a sus familias. Respeto al Estado Secular. Estrategias y acciones reales y urgentes para las ciudades con la alerta de Violencia de Género y una manera de medir su éxito. Revisión del Código Penal de todos los estados para asegurar que la violencia doméstica se tipifique asumiendo que: un suceso es suficiente y que puede ocurrir dentro o fuera del hogar.

Antecede a este movimiento que en octubre del año pasado, tomando como ejemplo a las islandesas en 1975, las mujeres polacas hicieron un paro de un día para frenar el plan para criminalizar el aborto voluntario e involuntario. El gobierno dio de baja inmediatamente el cambio en la legislación. Una situación similar llevó a las mujeres coreanas a protestar en varias oportunidades ese mismo mes contra la introducción de penas más altas para los médicos que realicen abortos. El 19 de octubre 2016 las argentinas reaccionaron con paros de una hora y masivas protestas por la crueldad de los feminicidios del último mes y la brutal represión que sufrieron en el Encuentro Nacional de Mujeres. Siguieron otras protestas, dando lugar a que estableciera la plataforma del Paro Internacional de Mujeres (PIM).

 

Llamamiento:

“Nosotras, las mujeres del mundo, estamos hartas de la violencia física, económica, verbal o moral dirigida contra nosotras. Y no la vamos a tolerar pasivamente. Exigimos que nuestros gobiernos dejen de usar insultos misóginos y empiecen a tomar reales medidas para resolver numerosos problemas relacionados con nuestra seguridad, el acceso gratuito a la atención médica, incluyendo los derechos reproductivos, el establecimiento y aplicación de graves sanciones legales a nuestros opresores en casos de violación, violencia en el hogar y cada tipo de crimen de género que estamos experimentando cada vez más, así como cumplir con una eficaz secularización de nuestros estados. Antes que las condiciones biológicas femeninas somos, sobre todo, seres humanos y además, estamos en el año 2016.

Como conscientes ciudadanas, nosotras, las mujeres, sabemos que el mundo está pasando por una fase de crisis pero no aceptamos ser víctimas de ella. Tomen cuidado los gobernadores de nuestros países: sean maduros y aborden los problemas del mundo de una manera directa, apacible, sin daño a nosotras.

Nosotras, las mujeres del mundo, anunciamos que si no se toman urgente e inmediatamente las eficaces medidas para detener esta violencia, vamos a hacer un paro, solidarias y unidas, en todo el planeta, para defender nuestros derechos humanos. Constituimos más de la mitad de la población del mundo y sabemos que el poder está en nuestras manos.

Paro Internacional de Mujeres