Exigen al Estado y a empresas a cumplir con recomendaciones de la ONU

Ciudad de México, 12 de junio 2017.- En conferencia de prensa, sociedad civil y comunidades hicieron un llamado al Estado y a las empresas para que cumplan las recomendaciones realizadas por el Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos de la ONU en su visita oficial a México en 2016 y presentadas en su Informe Final el 8 de junio de 2017, ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En el informe, el Grupo de Trabajo de la ONU retomó 6 casos emblemáticos que evidencian la violación al derecho a la consulta, previa, libre, informada y culturalmente adecuada por parte del Estado y de la debida diligencia por parte de las empresas; los ataques contra personas defensoras y los graves impactos ambientales de las actividades empresariales. Como factores estructurales, el Grupo de Trabajo identificó la impunidad y la desigualdad.

Otro de los puntos en el que hicieron hincapié fue el de la urgencia de atraer inversiones, la insuficiencia de las salvaguardias y la falta de capacidad para hacer cumplir la legislación vigente crean un entorno en el que los derechos humanos se pueden vulnerar con impunidad. Además, durante su visita el Sr. Dante Pesce, integrante del Grupo de Trabajo, señaló que se necesita un cambio en la cultura empresarial.

Organizaciones de la sociedad civil subrayaron que se documentaron más de 68 casos de abusos relacionados con el sector minero, de la construcción, agroindustrial y energético en el Informe “México: Empresas y Derechos Humanos”. Las violaciones más frecuentes fueron: al derecho a la tierra y el territorio (32 casos), al acceso a la información (28 casos) y al medio ambiente sano (22 casos). En más del 62% de los casos hubo amenazas y ataques a defensores de derechos humanos. Por lo que, los 6 casos descritos en el Informe de Naciones Unidas son representativos de una problemática generalizada.

El Grupo de Trabajo de la ONU exigió que se respete el derecho a la consulta previa, libre, informada y culturalmente adecuada. Recomendaron que se investiguen y sancionen los ataques contra personas defensoras de derechos humanos y que se refuerce la supervisión y la evaluación de los efectos ambientales y sociales. 

Finalmente las Organizaciones de la Sociedad Civil hicieron un llamado al Estado mexicano para que se reuna con las organizaciones de la sociedad civil y diseñen una estrategia participativa, transparente y pública en donde se establezca claramente cómo se dará seguimiento a las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos.